“Una despedida más”.


La matemática no es mi fuerte, pero los recuerdos si.


La fecha exacta en la que empecé a despedirme de mi hijo me la aprendí.


Un 5 de mayo, día de las elecciones en Panamá, cargó maletas y voló a Oxford.


A esa, le siguió otra más, pero ya en Londres.


Ver cómo se alejaba me dolió, y hasta lloré.


Supongo que lloré porque en en su primer viaje despedí a un niño y ahora dejaba un hombre.


Lo bueno de poder escribir, es que entre “las letras” queda mi alma.


Y en ese escribir, me quedó el hermoso Post, al que llamé “Migas de pan”.


https://www.mujersinequipaje.com/post/migas-de-pan


Luego vino su partida a Beiging.


En esa lloré antes y después, pero no en el aeropuerto.


Lo despedí a lo grande, sin llanto, y soltando amarres.


De esa despedida me quedó un profundo y emotivo Post, al que titulé “La mejor inversión”.


https://www.mujersinequipaje.com/post/la-mejor-inversi%C3%B3n


Luego fui yo quien hizo maletas, y una buena tarde partí para Bogotá.


Mi querido hijo vino a verme para navidades, pero ya en cuestión de horas parte.


Lo veo y me conmueve ver quién es y en quién se convirtió.


Quisiera hacer planes y decir que lo veo en “tal o cual fecha”.


Pero la realidad es que entre “encierros y cuarentenas” nadie sabe.


Así que me quedo con lo que siempre le pido a Dios.


Agito mi mano y se me sacude “el corazón”, despidiendo a quienes amo.


Por eso pido a Dios nos conceda la salud, el dinero, y “las ganas” suficientes de encontrarnos siempre una vez más.


❤️😀📕


Si quieres recuperar tu autoestima, sigue estos 3 simples pasos:


1. Asegúrate de estar suscrita a mi Blog de Mujer sin equipaje

https://www.mujersinequipaje.com


2. Asiste a la sesión de coaching que te voy a obsequiar


3. Lee mis libros https://www.mujersinequipaje.com/libro

Un abrazo enorme,


Tatiana



49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo