"Un par de guantes y la razón".

Actualizado: 20 de jun de 2020


En la vida de mis hijos hasta ahora ha habido dos edades memorables, los 9 y los 18.


Los 9 marcaron un nuevo comienzo en sus vidas porque se turnaban la lavada de los platos y el “duty”, que era como llamábamos “elegantemente” recoger el pupis del perro.


A mi hijo mayor le dio tanto gusto cuando su hermana cumplió nueve, que compro unos guantes, los envolvió en papel regalo y se los dio junto con una tarjeta que decía:


“Bienvenida a mi mundo”.


Cumplir 9 a ninguno le hizo mucha gracia.


A medida que crecían querían más libertades, la típica era el permiso para dormir fuera, permiso que jamás se les dio, y cada vez que lo pedían yo tenía que hacer algo así como una extensa exposición de motivos de porque no se les permitía.


Cansada de tener que dar tanta explicación, opte por decirles que simplemente no se les daba el permiso y no había nada que explicar porque ellos aun no tenían “la razón”, y no se les entregaría hasta que cumplieran 18 años, de ahí en adelante ya la tendrían y podrían hacer lo que quisieran y tomar las decisiones que mas les pareciera porque serian dueños de la razón.


En ese momento les pareció lo mejor del mundo, estaban maravillados imaginando lo que seria tener siempre “la razón” consigo.


Cuando mi hijo mayor finalmente cumplió los 18, lo abrace y le dije que en ese momento le entregaba la razón, que podía hacer lo que quisiera y que tomara la decisión que tomara no tenía que preocuparse por los resultados porque él ya tenía su razón.


Si tomaba la decisión de estudiar, perfecto, total él tenía la razón.


Si tomaba la decisión de casarse al día siguiente, lo podía hacer, para eso tenía la razón.


A medida que me escuchaba los ojos se le iban desorbitando, me decía que las cosas no eran así, que él sabía que si hacia lo que yo mencionaba le iría mal. Le dije que, si eso pensaba, por mi estaba bien, para eso él ya tenia la razón.


Hoy que está a días de emprender su vida universitaria en Inglaterra y luego en China, donde pasara los siguientes 5 años, cuando me pregunta algo importante y yo me rió, se pone serio y me dice que tener la razón no es fácil.


❤️🙂❤️


Si te encantó este post y crees que le puede ayudar a alguna mujer, te doy las gracias por compartirlo.


Recuerda que estás en el mejor momento para dejar de cargar tú “equipaje emocional” y recuperar tú autoestima, por eso debes leer los libros que escribí, van a cambiar la forma en que te ves a ti misma.

https://www.mujersinequipaje.com/libros

Muchas gracias, los mejores éxitos y mil bendiciones.


Con cariño,

Tatiana

🙂❤️🙂

#mujersinequipaje

41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo