"Un hombre en cada esquina". 

Ayer se casó mi amor platónico, Rafael Nadal. Lo que empezó como una de esas clásicas preguntas que hacen las adolescentes terminó como una interesante y práctica cátedra sobre los caballeros. -Mamá, si “Nadal” llegará a nuestra tienda que le dirías? Te congelarías, te entraría la risa nerviosa o lo ignorarías. -Lo conocería, fue mi respuesta. Me miró incrédula, se sentó frente a mí, y cuál quien toma nota mental hasta de cómo respiro, me preguntó, -pero como? -Le diría que me encantó el documental de tenis, que trata sobre él y Federer, y que lo admiro porque cuando no está compitiendo, está en su academia. Quedo muda. Le dije, -cuando seas adulta, vas a poder hablarle a quien tú quieras y te darás cuenta que hay hombres maravillosos prácticamente en cada esquina. Me miró de arriba a bajo, y me dijo que yo podía decir semejante locura porque era bonita. Le expliqué que los hombres no quieren conocer mujeres bonitas. Le dije que los hombres reales, quieren conocer mujeres reales, auténticas, que sean ellas mismas, que se rían cuando algo les hace gracia, que coman lo que quieran, que se arreglen como les plazca y sobre todo, que ya estén a gusto consigo mismas. Si te gustó mi post escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Para leer más anécdotas personales que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". Lugar: Roma, Italia. Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje #emprendimientofemenino

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo