"Toma uno, y acción". 

-Vamos de nuevo, me decía a mi misma. Audicioné para el papel secundario. Era un roll sencillo en el que tenía que aprenderme pocas líneas. Sonreír, no sé para qué, si la cámara ni me enfocaría. -Usted, la rubia, me dijo el director. -Agarre el protagónico. Intenté explicarle que no estaba lista. Torció los ojos y me dijo que ya era grandecita para seguir intentando papeles secundarios. Me quedé en el aire. Tenía que representar a la protagonista de un clásico de la literatura universal. Era una mujer independiente, a la que le pasaban mil cosas y la muy ingrata jamás se quejaba. Se enfrentaba a todo con una actitud de esas que solo se ven en las películas. La muy coqueta había tenido varios amores que no funcionaban, e igual seguía por la vida sonriéndole a los valientes caballeros que se encontraba, sin temer nuevos desengaños. Había perdido todo e igual se levantaba de la nada. Que espanto de mujer. Le cogí miedo Me estudie el papel lo mejor que pude, me vestí bonito, me pinte la boca, y ni así creí que podía. El día del rodaje llegue al set nada más por cumplir. Le dije al director que no podía, que el papel me quedaba grande. -Finge Tatiana, para eso eres actriz. Sonreí y actúe. Los primeros días repetimos varias tomas, pero conforme pasaba el tiempo, lo logré, me lo creí. Me metí tanto en la piel de la protagonista que mi nombre suena en “Los Oscar”. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Lugar: Palacio de Buckingham en #Londres Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo