“Tierra a la vista”.


No leo libros donde todo va bien.


Los cierro por absurdos y hasta predecibles.


Leo libros donde la tempestad es tanta, que “los que se salvan” es porque lo valen.


Formateando el Post de hoy, pienso en eso que llaman “años difíciles”.


Extraña palabra esa de “difícil”.


No termino de entenderla y tampoco he aprendido a usarla.


La evito por cambiante.


Y es que cuándo mi mente regresa al pasado, a ese pasado tan mío que mil veces me dedique a esconder bajo la cama, por oscuro e inexplicable.


Lo único que encuentra son situaciones que dieron comienzo a las más grandes oportunidades.


Oportunidades que en su momento ni entendí, y simplemente seguí.


Seguí con lamentos e incertidumbre, pero seguí.


Y es que así tenía que ser.


Porque de haber sabido que esas “dificultades” necesariamente precedían a mis magníficas “aventuras”, el maravilloso libro de mi vida no habría tenido sentido.


Continuó escribiendo y me doy cuenta que no existen esos mal llamados años difíciles.


Existen apenas años diferentes.


Años que van a diferenciar en nosotras un corriente “antes”, de un emocionante “después”.


Un “después” por el que vale la pena arriesgar, ir y siempre seguir.


Y que por mucha que sea la travesía que hoy estemos pasando, es cuestión de tiempo para que el corazón emocionado nos grite:


-Tierra a la vista. ¡Nos salvamos!


❤️🙂❤️


Si te encantó este post y crees que le puede ayudar a alguna mujer, te doy las gracias por compartirlo.


🎁Regalarnos a nosotras mismas es la mejor de las experiencias.


Visita la Tienda de una “Mujer sin equipaje”


https://www.mujersinequipaje.com/tienda


Mil bendiciones y gracias por leerme.

Con enorme cariño,

Tatiana

160 vistas0 comentarios