“Superando etapas obtengo puntos ”.

Hace unos meses, fue a mi tienda un amigo de “el jardinero”, y ahí quedé yo. Ni corta ni perezosa preguntando de vuelta por mi escurridizo “aún esposo, pronto exesposo”. Cuando me dijo que estaba bien, arranqué de vuelta a llorar. -Que si vive, muere, te piensa o te extraña, es cosa del pasado, me grito “la dignidad” viéndome a los ojos. Yo le expliqué que cuando lo llamaba o preguntaba por él, era simplemente para asegurarme que estuviera bien. -Así que ahora pasaste de “enamorada” a “embobada” Tatiana. -Simple cortesía, le dije a “la dignidad” sin hacerle caso, pero con sus palabras en mi mente. Que necedad la mía de saber de quien no está. De seguir preguntando si alguien tiene razón corta o larga del susodicho. Detesto reconocer cuando “la dignidad” tiene razón, pero en este caso la tenía. Así que hice un plan en el que imaginariamente obtengo puntos cada vez que no caigo. Y hoy, que estaba justamente calculando que traigo tres meses sin llamarle, se me aparece de vuelta el dichoso amigo de “el jardinero” a comprar café. -Hola, excelente elección, son 14 dólares, gracias por venir y bendiciones, esa fue toda mi conversación. -Punto para mí, le dije a “la dignidad”. Sonriendo le aseguré que, superé la etapa de “enamorada”, salí de la de “embobada”, y felizmente me encuentro en la de “readaptada”. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Para leer más anécdotas personales que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". Lugar: #marsella #Francia Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje #emprendimientofemenino

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo