“Si no me firmó yo, quien me firma”.

Hombres extraños los “scouts”. Buscan agujas en pajares. Se dedican a cazar talentos que llegarán a las grandes ligas. Si los cambios son difíciles, los cambios auto provocados son casi imposibles. Estoy leyendo una gama de libros que jamás pensé leer, pero necesito. Entre ellos: “Muertes inesperadas”, de Eduardo Greco. Lo poco que llevo traduce en que quien parte, nos deja una enseñanza. A cualquiera que le pregunte si puedo hacer esto ó aquello, dirá que me lo piense, que me trace un plan “lógico” y espere. A cualquiera menos a mi madre. Mirando en retrospectiva, de ella aprendí su desapego a las cosas. No olvidaré la ingenuidad con la que me veía y pensaba que yo lo podía todo. Si les soy sincera, no creo que lo pueda todo, pero como igual yo no lo sé todo, nada pierdo con intentar. Tengo claro que la vida es maravillosa, tan maravillosa que puede quedarse corta. Y como a veces no tenemos fuerza para intentarlo todo, debemos auto provocarnos un cambio hacia lo que realmente queremos. Por eso me dedicaré a verme a mi misma con los mismos ojos que me miraba mi madre. No me sentaré a esperar que llegue el “scout” indicado, me vea jugar, y anote en su libretita mis resultados. Yo seré ese “scout” que se sorprenderá cada día viéndome jugar hasta lograr que mi nombre suene. Y más que oírlo en las grandes ligas, quiero escucharlo sonar en lo más profundo de los corazones de quienes hoy me leen. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. ❤️🙂❤️ Para más anécdotas personales, que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". 🙂❤️🙂 www.mujersinequipaje.com Lugar: #Boquete #mujersinequipaje

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo