“Reescribible”.

Hoy, que aún estamos a casi 10 horas de celebrar el nacimiento de Jesús, la fe me permite “estar” con mi hijo mayor, a quien aunque no logre ver por la distancia, mi corazón siente. Nací en un hogar católico de palabra; de esos que no son practicantes. Asistí a un colegio Presbiteriano. Aprendí solo 3 oraciones. Nunca entendí la religión pero igual la fe me atrapó. El tiempo me ha dado el mejor regalo al permitirme poner orden en mi vida. Barrer dentro de mi corazón y hacer un espacio enorme simplemente para “sentir”, para dejarme llevar y abandonarme en situaciones de las que sin Dios jamás hubiese logrado salir. Doy infinitas gracias porque al no haber tenido bases espirituales firmes, Dios igual me permitió acercarme y sentirle hasta con respirar. Si resumiera la magia de la Navidad diría que es el enorme regalo que tenemos todas, al poder “reescribirnos” a nosotras mismas, sintiendo que Dios nos ama de una manera tan infinita e inentendible, que solo podemos decir: -Gracias por tanto. Feliz Navidad desde lo más profundo de mi corazón. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. ❤️😊❤️ Para más anécdotas personales, que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". www.mujersinequipaje.com Lugar: El Vaticano ❤️😊❤️ #mujersinequipaje

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo