“Recojan todo, que aquí no es”


Nací y crecí en Bogotá.


Una ciudad enorme, que igual, en aquel entonces, anunciaba la llegada del “circo”.


Y aunque lo mío jamás fueron los circos, de ellos aprendí.


Haciendo algo así como “mi balance emocional”, recordé tiernas historias cobijadas por “remanso”.


Relaciones estables en que lo que al inicio era, pues seguía.


Esas, obviamente fueron las menos.


Luego estaban las otras, las que iniciaban de una forma, y conforme pasaban no los meses ni los días, sino los segundos, cambiaban y se enredaban.


A ese mal llamado “enredo” proseguía mi “tanda” de explicaciones y justificaciones del comportamiento del ya no tan galán que tenía al lado.


En más de una ocasión me sorprendí pensando en los horrores que vivía, para inmediatamente repetirme a mi misma:


-Seguro está tenso o está pasando un mal momento.


Y la más detestable de todas, esa “frasecita” tan escogida y de cajón prefabricada, la de:


-Él es un buen hombre.


Entendí que cada vez que tenía que repetirme a mi misma o a los demás, -“él es un buen hombre”, pues es porque no lo era.


Hoy les diré que de tanto “Altibajos emocional" aprendí dos cosas.


La primera, que esos estados cambiantes no eran buenos para mi.


La segunda, que esos estados cambiantes NO los provoca el galán que tenía al lado.


Los provocaba “YO” al pretender seguir en una relación en la que comprometía “mis sentimientos” con alguien para quien era “un juego”.


Entendí que cada una de nosotras puede “recoger” “los sentimientos” a la velocidad que recoge “un circo” y seguir.


Seguir nuestro camino con los sentimientos de la mano, explicándoles que "allí" no estaban “los sueños”.


🙂❤️🙂


Visita la Tienda que creé para ti.

Tengo una promoción donde hay “Regalos”🎁💝

https://www.mujersinequipaje.com/tienda


Si te encantó este post, y sientes que le puede ayudar a alguna Mujer, te doy las gracias por compartirlo💌


🙂❤️🙂


Bendiciones y gracias por leerme.


Con enorme cariño,

Tatiana

68 vistas0 comentarios