¿Qué es eso de andar contando?


Si las matemáticas no son lo mío, los números menos. Estaría yo para andar “contando” tonterías. Si me preguntaran cuantas caídas “físicas” he tenido, les diría que una. La recuerdo porque acabé con los ligamentos del tobillo rotos y en el hospital. Si me preguntaran cuantas caídas “emocionales” he sufrido, confesaría que perdí la cuenta. La ventaja con las caídas “físicas” es que te levantas y sigues. No se nos ocurre detenernos y perder tiempo “pensando y repensando”, cómo o porque, nos caímos. Airosas nos levantamos y continuamos. Con las temidas “caídas emocionales” la cosa es distinta. Por años me aterraba que me sucedieran. Eran tan dolorosas, que quedaba ausente y semi petrificada pensando y analizando “el porque”. ¿Por qué cambiaron las cosas, ¿Por qué no funcionó, y la peor de todas... ¿Por qué a mí? “La vida” me hizo entender que cualquiera se cae. Y es que caerse está permitido. Lo que no está permitido es quedarse en “la caída”, preguntando tonterías. O peor aún, llevar un "maldito conteo de caídas”. Y cómo no está permitido, pues opté por “sacudirme” y seguir. Seguir incluso sin rumbo fijo y a tientas, pero seguir. Porque en esta vida “si la sigues, la consigues”...


Si tienes más de 40 y quieres transformar tu vida, visita aquí la Tienda de una Mujer sin Equipaje, encontrarás todo lo que necesitas para Recuperar tu Autoestima, Conectar Contigo Misma y Disfrutar la Mejor Etapa!!!

Dios bendiga tu vida,

Con amor,

Tatiana

P.d. Para recibir todo lo que comparto, Unete aquí a Mujer sin Equipaje!!!



91 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo