"Por la niña que fuimos y la anciana que seremos".


Cuando era niña, mi papá me decía: - Tatiana, sáquese el corazón, tíreselo a los perros y siga caminando. Esa frase se grabó en mi subconsciente.


Entendí que está prohibido quejarse, o lamentarse. La vida es un libro en el que no importa en qué capítulo vamos, o por lo que estemos pasando. Es secundario si no estamos donde queríamos, si seguimos lejos de donde imaginábamos.


Nada de eso importa.


Es nuestro libro y por nosotras mismas tenemos que continuar. No hay excusa lo suficientemente grande o significante que merezca que nos detengamos.


Si el capítulo en el que estamos no nos gusta, cambiémoslo. Tomemos las decisiones que tengamos que tomar y cumplámosle a la niña que fuimos.


Demostrémosle que  valía la pena ser adultas para atrevernos realmente a hacer lo que queríamos, porque si no, "el tiempo" nos va a traer a la anciana que un día seremos, y por dignidad no podremos verla a los ojos.

----

Los libros que he escrito te servirán de base para empezar a recuperar tú autoestima, leelos de principio a fin, porque en ellos te cuento todo lo que yo hice y te enseñó cómo hacerlo:


https://www mujersinequipaje.com/libro


Con todo cariño, Tatiana


66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo