“Por confiada llegué tarde”.


-No más ideas, me decían los “personajes que viven en mi imaginación”, mientras seguía dando ideas de cosas que puedo hacer. -Estás aburrida, me decían, “el miedo”, “la rutina” y los demás. -Debiste llamarlo, me decían entre pícaras risas. Tenían razón. Hace un tiempo conocí un caballero. Se presentó en mi tienda con una planta de menta. Con las plantas me pasa lo mismo que con la cocina, no se me da. La planta murió. Él regresó con otra planta. Fue un hombre listo, la última planta era artificial, me dio su número telefónico, por si algún día quería hablar. Tan llena de trabajo como andaba jamás llamé. Y hoy que soy yo quien tiene tiempo, ya nadie responde. Asumo que se voló a su País. Aprendí mi lección. Desde hoy sincronice mi reloj, dejando suficiente tiempo para llamar cuando quiera llamar, porque eso de hablar solo con “los personajes que viven en mi imaginación” a veces me aburre. ❤️😊❤️ Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. ❤️😊❤️ “Si te animas a adquirir mi libro, aquí te dejo el link”: https://www.amazon.com/gp/aw/d/B08651F29Z?pd_rd_i=B08651F29Z&ref_=dbs_s_def_awm_dirs_l_0&storeType=ebooks&qid=1585514365&sr=1-1-dbssearch-acs ❤️😊❤️ Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Para más anécdotas personales, que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". www.mujersinequipaje.com Lugar: #micasa #mujersinequipaje

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo