"Navegando en ¡El Tatiana!"


Eso de tener metas anima y confunde.


Amo cuando las encuentro porque son reales. 


Tan reales que a mí por ejemplo, me llevan al límite, poniéndome a hacer cosas que ni en mi más sano juicio haría.


Las metas nada tienen que ver con el dinero. 


Si tuvieran la más mínima correlación con lo económico, serían básicas, limitantes y hasta

absurdas. 


Lo sé porque ayer a “el jardinero”, nuevamente se le marcó mi número “por error”. 


Palabras más palabras menos, la conversación fue cortes, amigable y productiva, porque dio hasta para un Post. 


Todas saben quién es “el jardinero”, y para las que no, lo resumiré: 


-Es el hombre a quien conocí a los pocos meses de haber terminado mi  matrimonio de 18 años. 


Nuestra historia tuvo tres actos:


Me enamoré, nos casamos y me dejó. 


Antes de regresar a la conversación de ayer, también les diré que le puse “el jardinero”, por la cantidad de flores que me obsequiaba. 


Y culminaré aseverando que este simpático personaje, de casi 80 años, ha sido el encargado de robarme el corazón y hacerme sufrir. 


Y fue entre tanto sufrir que me puse a escribir. 


Con “el jardinero” aprendí dos cosas:


- A leer y entender perfectamente, los extraños cuadros de sus inversiones en oro y en la bolsa. 

- Y que el ser rico, no convierte a un hombre en generoso. 


De mi famoso jardinero no me quedó nada. 


Y cómo no me dejó nada, pues me escribí una vida en la que soy una escritora. 


Retomando nuestra conversación de ayer, en la que no se ni cómo terminamos hablando de metas. 


Le decía yo que, me mudo. 


Pensaba él que, de casa. 


Aclaraba yo que, de País.  


Al ser colombiana, imaginó Colombia. 


Recalcaba yo que, a estas alturas de mi vida, ya no transo por lo fácil. 


Le explicaba que de los 40 en adelante, las Mujeres  vamos por lo excitante. 


Y pues lo excitante para quienes me conocen, saben que tiene nombre propio. 


-Se llama “Londres”. 


Horrorizado ante esas dos sílabas, me aseguró que ni él, con todo y sus “haberes” podría. 


Escucharlo me hizo agradecer ser la capitana de “el Tatiana”. 


Esa pequeña embarcación en la que, por largo que sea llegar a mi destino,  llegaré. 


Tan simple porque “el tiempo” está de mi lado. 


Al colgar entendí que, cada una de nosotras debe desempolvar los sueños que tiene, y si no los tiene crearlos. 


Crearlos porque por irreales que parezcan, uno a uno Dios los cumple. 


❤️🙂❤️

️️

📚Si necesitas mi ayuda, me convierto en “Tu Tutora Personal”. 


http://www.mujersinequipaje.com/que-es-agenda-autoestima

💃💃No estarás sola, yo estaré contigo 3 meses. 


Recuperaremos “Tu Autoestima”, a medida que recobras el control de tu vida, y te conviertes en la protagonista de tus días, valorándote nuevamente. 

️️

📬Si te encantó este post, y sientes que le puede ayudar a alguna Mujer, te doy las gracias por compartirlo.


📝 Suscríbete a mi Blog: http://www.mujersinequipaje.com


Te ayudo a recuperar “Tu Autoestima”, aunque hoy no sepas ni cómo continuar. 

️️

Bendiciones y gracias por leerme.


Con enorme cariño,

Tatiana

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo