"Nadie se come el pastel entero". 

La realidad de Luciano Pavarotti, es que era Maestro de Primaria. Olvidó su realidad y se convirtió en el más grande cantante de Opera. Creer que nuestra vida se define por nuestras circunstancias actuales, es tan absurdo como pensar que la tierra es cuadrada. Nosotras, al igual que todo lo que nos rodea, somos energía en constante transformación que gira en una especie de circuito, como si fuéramos un auto de carreras. No somos dueñas de nuestra realidad, pero si de nuestros pensamientos. Nos toma el mismo esfuerzo, pensar que vamos directo al despeñadero, a que somos estrellas que consiguen todo lo que quieren. Podríamos creer que, como ninguna de las dos circunstancias es real, da igual pensar lo uno que lo otro, pero no es así, el efecto es todo lo contrario. Si pasamos los siguientes cinco minutos encontrando razones por las que fracasaremos, terminaremos abatidas. A diferencia, si en los mismos cinco minutos nos dedicamos a imaginar lo increíble que sería lograr lo que anhelamos. El solo pensarlo nos va a producir bienestar, va a hacer que nos sintamos alegres y nos entusiasmemos con lo que puede ser. Por eso, es bueno ver la vida como un pastel partido en tres enormes pedazos. El primero es la realidad. Lo que estamos viviendo, el pastel que ya nos estamos comiendo. Puede que no sea el más rico, pero sabe bien, y nos cabe un segundo pedazo. Podemos tomar la porción del pesimismo, donde todo nos saldrá mal, o el trozo positivo, en el que lo logramos. Y en este punto, si hay que escoger bien, porque nadie se come el pastel entero. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje La Rambla en #barcelona #españa

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo