“Mucho gusto, yo soy Tatiana”. 

Leí el titulo y no puede evitar comprarlo. Recién lo empiezo a leer y ya me siento parte del relato. Vanessa Montfort en “Mujeres que compran flores” inicia con Marina. Me detuve en la página 35. Marina va navegando sola, tiene miedo pero necesita hacerlo. Tomó la nave del “Peter Pan” y se tiró cual suicida, como ella misma dice, en alta mar por 8 días. Tan simple porque como ella también dice, necesita descubrir quien es. Marina sabe que es imprescindible que realmente comprobemos quienes somos antes de quedar solas. Cerré mi libro y pensé en mí, en quien soy, en quien he sido y seguramente en quien seré. Todas mujeres tan distintas, ocupando un mismo espacio. Al igual que Marina, yo no terminé de enterarme de quien era hasta que me fui quedando sin equipaje. No siempre fui yo quien lo soltó, algunas veces simplemente lo perdí, o el mismo se fue. Mis recuerdos son siempre acompañada, quizás por eso terminé conociendo más a una pareja que a mi misma. Aún me sorprendo de quien soy, y con algo de nostalgia confieso que me hubiera gustado dedicarme más a mi. Quizás porque me di cuenta que tenemos tanto para ofrecernos a nosotras mismas, hoy inicio mi día frente a un espejo. Sonrió y me dijo, “mucho gusto, yo soy Tatiana”. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. ❤️😊❤️ Para más anécdotas personales, que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". www.mujersinequipaje.com Lugar: Crucero Opera de la MSC ❤️😊❤️ #mujersinequipaje

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo