"Los talentos van a cuestas". 

Dios puso nuestros talentos en nuestra espalda, por eso no los vemos. Creer en nosotras mismas no es fácil. Estamos convencidas que debemos ser perfectas y tememos equivocarnos; quizás por eso dedicamos la vida entera a apoyar a los demás. Empezamos posponiendo metas personales, acomodándonos a las necesidades de nuestra pareja, para continuar en un eterno apoyo a nuestros hijos, que lejos de fortalecerlos, termina debilitándolos, y produciendo en nosotras un desgaste emocional, al sentir que la vida “está pasando”. Ordenando cajones, encontré la última tarjeta de cumpleaños que mi hija me obsequió. “Querida mamá: Todo gran escritor comienza con una libreta, un gran sueño y un poco de fe. Hoy es tú cumpleaños # 48. No te puedo expresar lo que significas para mí , porque no hay suficientes palabras; solo tu corazón y el mío, llenos de recuerdos. Eres la mujer mas increíble que conozco. Te explicaré el porqué de este regalo: Cuando era pequeña me diste mi guitarra; sabias que yo tenia talento. Lo mismo pasa con esta libreta. Se que eres una excelente escritora, que en un futuro cercano o lejano será muy famosa. Quiero que esta libreta sea para tú inspiración, y que se convierta en lo que para mi es la guitarra. Sin más que decir TE AMO Y SIEMPRE CREERE EN Ti. Me emocioné y reconocí ante mí misma que tenía miedo de estar sola, que tenía miedo de las decisiones que quería tomar. Y pensé, que pasa si es cierto que Dios puso nuestros talentos a cuestas? Al no saber cuáles son, seríamos capaces de lograr todo lo que nuestro corazón se proponga. Y si es así, hoy es el mejor día para que iniciemos. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo