“La magia de recibir”.


Perder por perder no es perder.


Tras 2 horas de sueño, a consecuencia de mi “adición” al trabajo, desperté sabiéndome afortunada.


Si me preguntaran si se un poco de magia, diría que no.


No sé un poco, sé mucho.


Más bien, sé demasiado.


“La vida” ha sido tan enormemente generosa conmigo, que me ha enseñado literalmente el arte de “aparecer” personas.


Y hoy 24 de diciembre estoy literalmente “rodeada” de todos, y todas esas personas que mágicamente he podido aparecer.


Tengo una pequeña a la que llamo Agustina, que aún cocina para mi.


Un hermoso hombre que duerme a mi lado, del que día a día me voy enamorando.


Un hijo que a último minuto empacó una maleta, y simplemente dijo “mamá allá voy”.


Un padre que no para de mirar el reloj para que nos reunamos.


Un hermano al que me ilusiona ver hoy más, que cuando éramos niños.


Un grupo de “Mujeres”, que no se como, creyeron y me compraron “Cursos”.


Ellas juran que les cambié la vida.


Yo las escucho mentir, porque la realidad es que este año fueron ellas las que me sujetaron cuando creía caer.


Y entre tanta magia y tanta gente aparecer, se me desapareció “una mamá”, con la que hace un año cené.


Por eso y más me rindo ante la maravilla de existir.


“La vida” ha sido tan bondadosa, que me sigue viendo con enormes ojos de “ternura”.


Una infinita ternura que siempre me permite “creer”.


Creer y creer y volver a creer.


Por eso y más, feliz navidad.


——

Para recuperar tu autoestima, anotate en mi curso: https://www.mujersinequipaje.com/que-es-agenda-autoestima


Con todo cariño,


Tatiana


26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo