“La cajita de cristal”.


Vivir resguardadas nos protege de todo.


De todo, menos de nosotras mismas.


Las palabras, decisiones y acciones repetidas una y otra vez, sean ciertas o falsas, terminan construyendo nuestra “realidad”.


Que ficticia o no, se convierte en una especie de cajita de cristal.


En mi caso esa cajita de cristal por varios años estuvo construida por paredes hechas de las grandilocuencias que me encargue de decir y de creer.


Inventé una vida tan perfecta que lo que empezó siendo una “cajita”, pronto se me convirtió en algo más que un monasterio.


El tamaño era tan descomunal que cuidarla y mantenerla, requería cada día agregarle más “texto” y palabrería a mi ya perfecta vida.


Entre más crecía, eso que empezó siendo una cajita, menos me sentía capaz de salir.


Y es que salir significaba romperla.

Y romperla se traducía en “hacer ruido”, algo mal visto por todos y más por mi.


Hacer ruido era mirarme a la cara y decirme a mi misma, - deja de inventar.


Salir de mi cajita implicaba que todo el mundo, que según yo era mucho, sé daría cuenta que siempre había mentido, que mi situación era otra.


Lo que no tomaba en cuenta es que, o la rompía yo, o la rompía el tiempo.


Y lo malo con dejarle ese menester al tiempo, es que lo haría sin avisarme, sin consultarme y sin prepararme.


Conociéndolo, seguramente buscaría el momento más inoportuno.


Romperla es fácil, tomar la decisión de hacerlo cuesta.


Cuesta tanto que, está en nosotras pedir ayuda cuando la costumbre nos dejó sin fuerza para romperla.


Aprendí que en este mundo tan maravilloso se respira mejor fuera del cristal.


Pero lo más importante es que entendí que la vida es tan única que es injusto, dejarle al “tiempo” este tipo de cosas.


❤️🙂❤️


🎁Regalarnos a nosotras mismas es una de las mejores experiencias🙂


Visita la Tienda de una Mujer sin equipaje:


https://www.mujersinequipaje.com/tienda


🙂♥️🙂


Si crees que este “Post” le puede ayudar a alguna mujer, te doy las gracias por compartirlo.


Mil bendiciones y gracias por leerme.


Con enorme cariño,

Tatiana


88 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo