“Eso tan lejano”.


Faltan horas para que se acabe el año.


Horas que me guardo esta noche en el bolsillo porque quiero que me duren.


No tengo apuro ni porque acabe, ni porque empiece.


Quizás porque este año, que en varias cosas fue tan extraño, culminó haciéndome entender que las cosas cambian.


Que el pasado acaba y el futuro no siempre llega.


Atrás dejé esas interminables listas por cumplir,


Mis metas, sueños e ilusiones se traducen simplemente en seguir.


En no parar y continuar.


Por eso es que esta noche, mirando fijo al cielo, busco ver al “genio”.


Ese genio que está en todas, y que por mucho que cueste encontrarlo, aún sigue y seguirá.


Sigue esperando que le pidamos lo que él ha de aparecer.


Y en ese “ha de aparecer”, apenas pido “constancia”.


Una constancia plena, prudente y paciente, que me permita continuar con lo empezado e iniciar todo aquello tan soñado.


Constancia para que cuando pasen los tiempos grandiosos, y nos visiten “las vicisitudes”, cogidas de la mano con ímpetu continuemos.


Porque una a una, iremos llegando a eso tan lejano que hoy llamamos “meta”.


Si tienes más de 40 y no estás viviendo la mejor etapa de tu vida, inscríbete en mi curso, porque te voy a enseñar cómo cambiar https://www.mujersinequipaje.com/que-es-agenda-autoestima


Gracias por compartir mis escritos y permitir que más Mujeres los lean.


Mil bendiciones y un abrazo,

Tatiana


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo