“Ese ingenio tuyo, me dijo la vida”.

Actualizado: 20 de jun de 2020


Los largos viajes descritos en los libros de Sarah Lark, son impensables.


Igual que las fiestas de las que habla Anne Rice en “La noche de todos los santos”.


Ante mis ganas de salir, por una parte, y el confinamiento por la otra, opté por irme de “farra”.


En el pasado mis amigas me hubieran secundado, en el presente no, y las entiendo.


Por eso invité a la más “loca”.


Convencí a la más “tremenda” para que nos escapáramos y nos fuéramos de copas.


Lo mío es más el vino que la cerveza, así que eché mano a la billetera, me pinté la boca, aunque ya no se vea, cogí el bolso, las llaves, respiré hondo y me fui.


No tuve que pasarla a buscar, “Ella” siempre está conmigo.


-¿Tinto o blanco? Le pregunté a “La vida”.


Embriagarla no es fácil, bebé como “cosaca”, parece rusa.


Ha sido un año en que no me la ha puesto fácil.


Ni a mí ni a nadie, pero allá ella, sus razones tendrá.


Levantamos tanto las copas, que no sé bien, cuantos brindis hicimos.


El último fue el más memorable.


Yo brindé por “Ella”.


Porque con todo y sus “desbarajustes”, encuentra tiempo y lugar para hacerme reír y creer una vez más.


Ella brindó por “El ingenio”.


Por ese maravilloso “ingenio” que tenemos todas muy muy adentro.


Ese “ingenio” que cargamos las mujeres.


El mismo que nos saca a flote en cada situación.


Ese que hace que “La vida” se empeñe una y otra vez en seguir admirandonos.


❤️🙂❤️


Si te encantó este post, y crees que le puede ayudar a alguna mujer, te doy las gracias por compartirlo.


Recuerda que estás en el mejor momento para dejar de cargar tú “equipaje emocional” y recuperar tú autoestima, por eso debes leer los libros que escribí:


https://www.mujersinequipaje.com/libros


Muchas gracias y bendiciones.

Con cariño, Tatiana

🙂❤️🙂


59 vistas0 comentarios