“Escala o destino final”.

En la vida no sólo hacemos lo que nos gusta, también hacemos lo que nos conviene. Amo viajar. Las mejores tarifas son las de mil escalas. Agota, pero se llega. Igual que en la vida. Es genial escoger el destino de nuestros sueños. Vale la pena embarcarnos en un viaje que tenga mil paradas, si al fin y al cabo es nuestro viaje. Lo malo está en quedarnos en las múltiples y detestable escalas más tiempo del debido, postergando llegar. Hay escalas que no nos van a gustar, créanme. Lo entendí cuando tomé como ejemplo a los hombres. Si perencejo no me gusta hoy, mañana va a ser igual. Pará que me quedo de más en esa escala? Perder tiempo me puede llevar a que un buen día cierren el aeropuerto y ya no pueda salir. La única solución es seguir. Seguir hasta llegar al destino que escogimos, el que tanto anhelamos. Porque con sólo llegar, olvidaremos las incómodas escalas que tuvimos que pasar. No vale la pena quedarnos en una simple escala, que al final tomamos, buscando solo un descuento que nos permitiera llegar a dónde realmente íbamos. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Para leer más anécdotas personales que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". Lugar: #Cuba Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje #emprendimientofemenino

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo