“Enamórate del imperfecto”.


Yo creo que es cierto, y les contaré porque.

Amo los mercados de antigüedades.

No los visito porque aún sigo en cuarentena, pero esta mañana pasó por mi casa un extraño vendedor anunciando cachivaches.

Me asomé a la ventana y me ofreció una lámpara mágica.

La compré porque era una promoción de las que me encantan, “esas del dos por uno”.

Genio y lámpara por el mismo precio.

Le lancé el dinero y él me tiro la lámpara.

No perdí tiempo.

La froté, le saque brillo y espere.

Espere, y el genio apareció.

Reclamé mis tres deseos, pero solo aceptó darme uno.

Insistió con que era todo lo que recibiría, por aquello de la cuarentena.

-“Quiero encontrar el hombre perfecto”, le dije.

Con dulzura y me explicó que no podía pedir aquello que yo no era.

Aceptó darme una nuevo deseo cuando entendí que no necesito al hombre perfecto.

Aprendí que basta con que nos enamoremos de ese maravilloso “imperfecto”, que tenga las virtudes que tanto nos gustan.

Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas.

Muchas bendiciones.

Te dejo este link, si quieres leer parte de mi libro:

https://www.mujersinequipaje.com/introduccion

Gracias a quienes lo han comprado.

Para más anécdotas personales, que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de “mujer sin equipaje”.

www.mujersinequipaje.com

Lugar: #

#mujersinequipaje



15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo