"El hilo rojo". 

Si me hubieran preguntado hace dos años si se podía vivir sin sexo, hubiera dicho que no. P. D. Recordar el post de “Dimensión desconocida” con la Harley Davidson y el helado. Si me lo preguntaran hoy, con disimulo miraría para otro lado. Anoche vi una película romántica, “Nosotros en la noche”. Descubrí que, extraño el tonto mensaje que no borramos, el que leemos y releemos, hasta que no nos controlamos y terminamos susurrando cosas bonitas al oído de ese alguien. Los episodios de mi vida amorosa, palidecen al lado de lo que vivieron Catherine y Heathcliff, en Cumbres Borrascosas, de Emily Bronte. Se amaron con intensidad. Se quisieron hasta la muerte. Según la leyenda japonesa, un hilo rojo nos une al amor de nuestras vidas. Quizás, a Catherine y Heathcliff, los unía una enorme y gruesa cuerda roja que amarra barcos, y a mi me han unido hilos que no han sido de la mejor calidad, y por tratar de conservarlos, he terminado convertida en un ovillo. En una semana cumplo 49, no me voy a poner a desenredar nada, voy a cortar tanto hilo en el que estoy envuelta. El que se fue, ya se fue. Lo que terminó, ya pasó. Y la verdad, eso de arrancar de cero, sin peleas, malas caras, celos ni reclamos, ya me anima. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Para leer más anécdotas personales que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". Lugar: Costa Mata, Mexico Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje #emprendimientofemenino

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo