“Dejándome de tonterías”.


A mis 20 juraba y perjuraba que no había nada mejor que ser joven.


A mis 50 de seguro se, cuán equivocada estaba.


No me culpen, poco me conocía.


Desde mi cuerpo hasta mis metas, eran desconocidos para mi.


Eso de lograr ser feliz bajo “las sabanas” era algo que oía y apenas comprendía.


Y de lo que quería o no en la vida, ni idea tenia.


Evitaba hacer todo eso que me divertía, por considerarlo sin sentido, segura que a nada me llevaría.


De ahí hice una transición en donde empecé a entender mi cuerpo y mis metas se esclarecieron.


Se esclarecieron tanto que mejor las oculté.


Me las guardé bajo la almohada y preferí soñarlas que intentarlas.


Preferí entender las de otros, cumplirlas y festejarlas.


Y de mi cuerpo ni hablemos, y es que me dediqué a preocuparme y ocultar el hermoso paso que “el tiempo” me dejaba.


Hoy que me despierto, me maravillo comprendiendo que mis sueños de la almohada se salieron, y uno a uno se cumplieron.


Del paso de “el tiempo” me maravillo, porque finalmente entiendo que es el único encargado de convertirnos en lo que hoy somos:


Hermosas Mujeres que florecen de experiencias.


❤️❤️❤️


Si en este momento de tu vida, no te sientes plena, adquiere mi nuevo curso de “Querida Intimidad”, conoce el programa completo en https://www.mujersinequipaje.com/querida-intimidad


Aprenderás a encontrar la sensual, segura y maravillosa Mujer que vive dentro de ti.


Esa Mujer que se encuentra lista para amar y ser amada.


❤️❤️❤️


Gracias por compartir este Post, que le puede ayudar a alguna Mujer.


❤️❤️❤️


Que Dios te bendiga, y gracias, porque al leerme me das la oportunidad de escribir.


Con todo cariño,

Tatiana


29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo