"Con la mayor fuerza y en caída libre". 

El “Kingda Ka”, es la montaña rusa más alta del mundo. Sientes morir. Visité “Six Flags”. La fila para la montaña rusa era de más de tres horas. Me fui al carrusel. Cero fila, yo era la única. Hermosos caballitos subían y bajaban rítmicamente sin ningún tipo de peligro. -Esto es vida, pensaba, mientras escuchaba la adormecedora música de fondo. Estaba relajada, nada me preocupaba. Aquí no había sobresaltos, cada vuelta era igual a la anterior. Semejante relajación me provocó un trance. Anocheció, cerraron el parque y no me di cuenta, seguí disfrutando de mi seguro carrusel hasta que nuevamente anocheció, amaneció, y así seguí hasta que me sacaron a la fuerza. Tenía los brazos entumecidos, no podía moverme, las piernas no me sostenían. Llevaba tanto tiempo a la sombra del carrusel que la mínima luz me encandilaba. Con el hilo de voz que me quedaba, les suplique que no me sacaran del carrusel, les explique que era mi “zona de confort”. Deambulando por el parque la multitud me arrastró hasta la montaña rusa. Me tiraron en caída libre, me asusté, grité como una desquiciada, pero sobreviví. Sentí exactamente el mismo terror que cuando me divorcie, o que cuando “el Jardinero” me dejó. Me asusté, lloré pero sobreviví. Cuando la vida nos saca del “carrusel” en que vivimos, lo hace para mostrarnos que podemos solas, y la única forma de que aprendamos, es tirándonos con la mayor fuerza posible y en caída libre. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo