"Comprando sueños" 

Jon Spoelstra, en “Solo un deseo te separa del éxito”, pregunta, -Cuando fue la última vez que un deseo se nos hizo realidad? Cerré el libro y me fui al mercado. Que de mal gusto, eso de preguntar cosas de las que uno no se acuerda. Paseando por el “Covered Market” de Oxford, recordé la primera vez que fui al mercado. Aspiraba el olor a incienso y veía baratijas cuando un vendedor se me acercó. Quería saber, porqué andaba sola? -No me mire mal, me dijo. -Quiero ayudarla. –Ninguna mujer debe salir sola. Lo miré peor. -Dónde están sus “sueños”? -Sin sueños no debe salir a la calle, recalcó. Le dije que se me habían terminado hacía varios años. Me mostró la infinidad que vendía. Tenía sueños para todo y venían con instrucciones y garantía de fabrica. El precio era irrisorio, así que compré a manotadas. Me dijo que lo único que tenía que hacer era mantenerlos dentro de mí. El vendedor me advirtió que para que me funcionaran, tratara de pensar en ellos varias veces al día, como si los recreara. Le pagué y me encimó varios de más para mis hijos. Hoy, que estoy a una semana de volver a ver a mi hijo mayor, que viene de Inglaterra, le agradezco a la vida por haberme permitido conocer a ese “vendedor de sueños”. Pasaré con mi hijo cuatro días, que es el tiempo que le tomará obtener su visa estudiantil. Vivirá en Beijing los próximos cinco años. Dios primero, tendré la oportunidad de despedirlo en el aeropuerto como se despide a los grandes, sin llantos, sin cargas emocionales, sonriendo, entregando sueños y soltando amarres. Si te gustó mi post, escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo