"Anunciando novedades". 

La que cuenta pierde. Así nos educaron. Lo único que se nos permite revelar es la vida de película que llevamos, y si no la tenemos, pues la inventamos. El gran tipo que nos tocó por esposo y los prodigios que tenemos por hijos. Eso sin mencionar lo bien que nos va en lo económico. Nos educaron tan bien, que en ocasiones nos cuesta hasta con nosotras mismas reconocer que algo anda mal. Y si por error, nos llenamos de valor y decimos que el fulano que tenemos por marido es un bandido, quizás nos miren raro, aunque los demás esposos no hayan llegado ni a dormir. Creemos que revelar lo que nos duele nos pone en una situación de inferioridad y acabamos fingiendo una realidad tan insostenible que parecemos metidas en una película de efectos especiales. Equivocarnos no tiene nada de malo, la vida no se nos va a tirar encima para castigarnos ni nada que se le parezca, muy por el contrario. La realidad es que la verdad nos hace libres. El reconocer y decir que algo nos pasa ya es un enorme avance que nos permitirá respirar mejor. Pedir ayuda no es malo, al contrario, se siente bien. Nos permite comprobar que no estamos solas y que hay un mundo de gente maravillosa a nuestro alrededor dispuesta a darnos una mano. Si te gustó mi post escríbeme, y si te encantó y crees que le puede ayudar a alguien, me gustaría pedirte que por favor lo compartas. Para leer más anécdotas personales que llevan mensajes positivos, dale like y sigue mi página de "mujer sin equipaje". Muchas bendiciones y gracias por leerlo. Lugar: #Oxford Más historias en mi Blog http://www.mujersinequipaje.com ❤️😊❤️ #mujersinequipaje

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo